cursos presenciales versus cursos virtuales en época de pandemia. Experiencia de aprendizaje para la educación superior.
185
Hilda Vidalia Gonzáles Sandoval
Alicia Almanzar Curiel
Luis Rogelio Valadez Gill
Francisco Alberto Monroy Luna
Cursos presenciales versus cursos
virtuales en época de pandemia.
Experiencia de aprendizaje para la
educación superior
Hilda Vidalia González-Sandoval1
Alicia Almanzar-Curiel2
Luis Rogelio Valadez-Gill3
Francisco Alberto Monroy-Luna4
Cómo citar este artículo / To reference this article / Para citar
este artigo: González-Sandoval, H. V., Almanzar-Curiel, A., Valadez-
Gill, L. R. y Monroy-Luna, F. A. (2022). Cursos presenciales versus
cursos virtuales en época de pandemia. Experiencia de aprendizaje para
la educación superior. Revista UNIMAR, 40(1), 185-201. DOI: https://
doi.org/10.31948/Rev.unimar/unimar40-1-art10
Fecha de recepción: 29 de junio de 2021
Fecha de revisión: 15 de septiembre de 2021
Fecha de aprobación: 19 de octubre de 2021
Resumen
El documento destaca el impacto que deja el encierro en los estudiantes, en
el proceso de aprendizaje en los cursos virtuales a distancia establecidos en
la Universidad de Guadalajara, México, provocado por la emergencia de salud
derivada de la pandemia COVID-19. En un estudio de caso se identica el impacto
en educación y salud en estudiantes que vivieron la transición repentina de cursos
presenciales a cursos virtuales desde su hogar; se trata de una investigación
cuantitativa aplicada a una muestra conformada por 36 estudiantes de la
Licenciatura en Diseño para la Comunicación Gráca. Los resultados muestran la
pertinencia de la modalidad educativa presencial; no signica un desplazamiento
de los cursos virtuales (en línea) mientras las localidades cuenten con redes de
internet ecientes y económicamente accesibles, las familias tengan la tecnología
y existan programas educativos que posibilitan la implementación de cursos
virtuales, en modo híbrido.
Palabras clave: Connamiento; pandemia; aprendizaje virtual; aprendizaje
presencial.
1Magíster en Educación Ambiental. Docente titular, Departamento de Representación del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y
Diseño, Universidad de Guadalajara. E-mail: vidalia.gonzalez@academicos.udg.mx
2Magíster en Historia de la Arquitectura Mexicana. Docente Titular, Departamento de Ciencias Sociales del Centro Universitario de
Ciencias de la Salud, Universidad de Guadalajara, México. E-mail: alicia.almanzar@academicos.udg.mx
3 Magíster en Historia de la Arquitectura Mexicana. Docente titular, Departamento de Representación del Centro Universitario de Arte,
Arquitectura y Diseño. E-mail: rogelio.valadez@academicos.udg.mx
4 Licenciado en Derecho. Profesor, Sistema de Educación Media Superior.
Artículo producto de la investigación ‘La pertinencia de la formación presencial en el contexto de una educación virtual’, iniciada el 1
de enero de 2020, concluida el 30 de mayo de 2021 en el Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad de
Guadalajara, México.
186
Face-to-face courses versus virtual courses in times of
pandemic. A learning experience for higher education
Abstract
The document highlights the impact that connement leaves on students, on
the learning process in virtual distance courses established at the University of
Guadalajara, Mexico, caused by the health emergency derived from the COVID-19
pandemic. In a case study, the impact on education and health in students who
experienced the sudden transition from face-to-face courses to virtual courses from
their home is identied, it is quantitative research applied to a sample consisting
of 36 students of the Degree in Design for Graphic Communication. The results
show the relevance of the face-to-face educational modality, it does not mean
a displacement of virtual courses (online) as long as the localities have ecient
and economically accessible internet networks, families have the technology, and
there are educational programs that make possible the implementation of virtual
courses, in hybrid mode.
Keywords: Connement; pandemic; virtual learning; face-to-face learning.
Cursos presenciais versus cursos virtuais em tempos
de pandemia. Experiência de aprendizagem para a
educação superior
Resumo
O documento destaca o impacto que o connamento deixa sobre os alunos,
o processo de aprendizagem em cursos virtuais a distância, instituídos na
Universidade de Guadalajara, no México, em decorrência da emergência sanitária
derivada da pandemia COVID-19. Em um estudo de caso, identica-se o impacto
na educação e saúde de alunos que vivenciaram a transição repentina de cursos
presenciais para cursos virtuais a partir de casa, trata-se de uma pesquisa
quantitativa aplicada a uma amostra de 36 alunos do Bacharel em Design pela
Comunicação Gráca. Os resultados mostram a relevância da modalidade de
ensino presencial, que não signica um deslocamento dos cursos virtuais (online)
desde que as localidades tenham redes de internet ecientes e economicamente
acessíveis, as famílias tenham a tecnologia e existam programas educacionais
que possibilitar a implementação de cursos virtuais, na modalidade híbrida.
Palavras-chave: Connamento; pandemia; aprendizagem virtual; aprendizagem
presencial.
cursos presenciales versus cursos virtuales en época de pandemia. Experiencia de aprendizaje para la educación superior.
187
Hilda Vidalia Gonzáles Sandoval
Alicia Almanzar Curiel
Luis Rogelio Valadez Gill
Francisco Alberto Monroy Luna
1. Introducción
En el contexto de la revolución tecnológica
vinculada con la producción, distribución y
empleo laboral, la formación de competencias
digitales se incorpora a los planes de estudio
de las universidades. “En los últimos años se
ha apostado a una transición de la educación
presencial, a una modalidad educativa virtual,
por las ventajas ofrecidas a las instituciones
educativas” (Cabero-Almenara, 2004, p. 36):
• Elimina las barreras espacio-temporales
entre profesor y estudiante.
• Flexibiliza la enseñanza.
• Amplía la oferta educativa para el
estudiante.
• Favorece el aprendizaje cooperativo y el
autoaprendizaje.
• Individualiza la enseñanza.
• Potencializa el aprendizaje a lo largo de
toda la vida.
• Brinda interactividad e interconexión de
los participantes en la oferta educativa.
• Facilita la adaptabilidad de los medios
y necesidades y características de los
sujetos.
• Ayuda a comunicarse e interaccionar
con su entorno, a los sujetos con
necesidades educativas.
En el proceso de transformación de la
educación tradicional a una digitalizada en
las universidades, en el año 2020 se gesta
un cambio abrupto con el cierre de escuelas,
motivo de la emergencia sanitaria por la
pandemia COVID-19. Según la UNESCO y
el Instituto Internacional para la Educación
Superior en América Latina y el Caribe IESALC
(2020b), más de 1.576.021.818 estudiantes
se encuentran fuera de la escuela en todo
el mundo; de ellos, más de 160.000.000
corresponden a estudiantes de América
Latina y el Caribe. Como consecuencia para
detener la rápida propagación del COVID-19,
las universidades volcaron su mirada a la
educación a distancia en su modalidad virtual.
Ordorika (2020), por su parte, sostiene que:
De la noche a la mañana, escuelas y
universidades del mundo cerraron sus
puertas, apresurándose a desplegar
soluciones de educación a distancia para
asegurar la continuidad pedagógica […] con
ausencia de planes de contingencia para
enfrentar el cambio del modelo presencial
al modelo educativo a distancia. (p. 3)
La UNESCO y el IESALC (2020a) informan
sobre la inuencia de la pandemia en los
estudiantes, profesorado, personal no docente,
políticas públicas a nivel superior, así como las
respuestas institucionales ante la pandemia;
en el documento establecen:
En general, no parece que el cambio
de modalidad haya sido recibido muy
positivamente. Parte de la desafección
proviene de que el contenido que se ofrece
nunca fue diseñado en el marco de un curso
de educación superior a distancia, sino
que intenta paliar la ausencia de clases
presenciales con clases virtuales sin mayor
preparación previa. (p. 16)
En México, el cierre de los centros educativos
se realiza después de que hiciera lo propio,
la mayoría de países en el mundo. El 14
de marzo de 2020, el Consejo Nacional de
Autoridades Educativas (Conaedu) emitió
las ‘Disposiciones del sector educativo ante
coronavirus (COVID-19)’, las cuales fueron
adaptadas para los distintos niveles del sistema
educativo. En el caso de la educación superior,
el documento se tituló ‘Lineamientos para las
Instituciones Públicas de Educación Superior’
y fue comunicado por la Subsecretaría de
Educación Superior en varias reuniones,
entre ellas, la organizada por la Asociación
Nacional de Universidades e Instituciones de
Educación Superior (ANUIES) el 19 de marzo;
los lineamientos estimaban el retorno a clases
en abril de 2020; proponían la continuidad de
educación en línea y recomendaban acciones
para garantizar sana distancia y otras medidas
de protección. En el marco del Consejo Nacional
de Autoridades Educativas, la ANUIES (2020)
acordó seguir esos lineamientos; sujetan el
retorno a clases al semáforo epidemiológico de
los estados; preparar las instalaciones para la
presencia de estudiantes y docentes y, asegurar
la vacunación del personal (Rodríguez, 2021).
188
cursos presenciales versus cursos virtuales en época de pandemia. Experiencia de aprendizaje para la educación superior.
Hilda Vidalia Gonzáles Sandoval
Alicia Almanzar Curiel
Luis Rogelio Valadez Gill
Francisco Alberto Monroy Luna
En particular, la educación superior en la
Universidad de Guadalajara, México, como en
otras universidades públicas del país, la pandemia
del coronavirus COVID-19 tomó por sorpresa a
autoridades escolares, profesores y alumnos.
En un acto de responsabilidad compartida,
la casa de estudios suspendió clases a partir
del día 17 de marzo de 2020, con el objeto de
evitar contagios en la comunidad universitaria
y sus familias, siendo una decisión repentina,
dado que, las autoridades universitarias y
los profesores no estábamos preparados
para hacer frente a las nuevas exigencias de
aprendizaje en un contexto de aislamiento que
se ha prolongado al año 2021. Los docentes
fuimos introducidos a una modalidad digital,
sin contar con la capacitación en diseño de
estrategias didácticas para una educación a
distancia en su modalidad virtual; el paso a los
cursos virtuales (en línea) no correspondió a un
cambio de estrategias pedagógicas, sino a una
adecuación de los programas educativos que
se venía impartiendo en cursos presenciales.
En una modalidad a distancia con notorias
deciencias pedagógicas, los centros
educativos de la Universidad de Guadalajara,
México, son substituidos por las casas de
los profesores y las de los alumnos, con los
costos económicos que para ellos implica;
desaparecen las áreas de interacción de
alumnos y de docentes, para pasar a interactuar
en plataformas virtuales, permaneciendo horas
frente a una computadora. En connamiento,
profesores y alumnos tratamos de dar
continuidad a los cursos, buscando rescatar
el ciclo escolar; transitamos a un modelo en
el que fuimos adaptándonos y adecuando el
proceso de enseñanza-aprendizaje, siendo los
educandos los principales afectados, al pasar
de un aprendizaje presencial a un contexto de
aprendizaje digital.
Cobra importancia el trabajo de Lloyd (2020),
quien expone los factores que condicionan el
acceso a una educación de calidad en línea, en
los siguientes términos: “la clase social, la raza,
la etnia, el género, la ubicación geográca y el
tipo de institución al que pertenecen” (p. 115).
Precisa que no todos los estudiantes y profesores
tienen las condiciones para poder trabajar en
la modalidad educativa en línea; considera
no solo el hecho de contar con los medios y
recursos, sino también, de saber utilizarlos,
siendo un reto para alumnos y profesores el
uso, manejo y acceso a las Tecnologías de la
Información y las Comunicaciones (TIC), las
Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento
(TAC) y las Tecnologías del Empoderamiento y
la Participación (TEP).
En México, de acuerdo con datos de la
Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y
Uso de Tecnologías de la Información en
los Hogares (ENDUTIH), realizada por el
Instituto Nacional de Estadística y Geografía
(INEGI), en colaboración con la Secretaría
de Comunicaciones y Transportes (SCT) y el
Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT),
se observa:
El 76,6 % de la población urbana es usuaria
de Internet, mientras que en la zona rural
la población usuaria se ubica en 47.7 por
ciento y, aunado a esto, solo el 44.3 %
dispone de computadora en sus hogares.
Los tres principales medios para la
conexión de usuarios a Internet en 2019
fueron: celular inteligente (Smartphone)
con 95.3 %; computadora portátil con
33.2 %, y computadora de escritorio con
28.9 por ciento. Las principales actividades
de los usuarios de Internet en 2019
correspondieron a entretenimiento (91.5
%), obtención de información (90.7 %) y
comunicarse (90.6 por ciento). (p. 1)
En la modalidad virtual, el costo del servicio de
internet es por cuenta de profesores, padres de
familia y/o alumnos, cuya calidad en el servicio
depende de la solvencia económica y del acceso
a la compra de equipo de cómputo actualizado,
difícil de acceder ante la crisis económica y
del empleo o actividad laboral derivada por
el cierre de empresas y establecimientos
en el estado de Jalisco, México, con las
consecuentes fallas del servicio de internet,
de las plataformas educativas y del equipo de
cómputo que se cuenta en casa. En el informe
de políticas de las Naciones Unidas (UN, 2020),
realizado en el mes de agosto, la Organización
Mundial de la Salud (OMS) estableció que,
entre los estudiantes más vulnerables, hay
alumnos con menos competencias digitales,
con un menor acceso a la conectividad y al
equipo informático necesario para utilizar las
soluciones de educación a distancia puestas en
práctica durante el cierre de escuelas.
En los sistemas educativos más frágiles,
esta interrupción del año académico tendrá
un efecto desproporcionadamente negativo
en los alumnos más vulnerables: aquellos
que tienen unas condiciones limitadas para
cursos presenciales versus cursos virtuales en época de pandemia. Experiencia de aprendizaje para la educación superior.
189
Hilda Vidalia Gonzáles Sandoval
Alicia Almanzar Curiel
Luis Rogelio Valadez Gill
Francisco Alberto Monroy Luna
que la continuidad del aprendizaje en el hogar sea posible. La presencia de esos alumnos en
el hogar también puede complicar la situación económica de los padres, que deben encontrar
soluciones para cuidar de ellos o compensar la pérdida de las comidas en la escuela. (Naciones
Unidas, 2020, p. 7)
Referente a lo anterior, el presente artículo muestra los resultados respecto al impacto generado en
los estudiantes, la modalidad educativa virtual en connamiento y la afectación en la salud mental.
La metodología parte del paradigma cuantitativo de tipo descriptivo; en su diseño se considera
los datos de la encuesta realizada por la UNESCO y el IESALC (2020c) a las cátedras UNITWIN,
al dar cuenta de los principales problemas que atraviesan los jóvenes de América Latina por el
connamiento.
Figura 1
Principales dicultades de los estudiantes de educación superior
durante la pandemia según las cátedras UNESCO
Fuente: UNESCO e IESALC (2020c, p. 15).
2. Metodología
El estudio de caso analizó las condiciones bajo las cuales desarrollan el aprendizaje los estudiantes
en la modalidad educativa a distancia-virtual, toda vez que tuvo como objetivo, conocer el impacto
en educación y salud en aquéllos que vivieron la transición repentina de cursos presenciales a
cursos virtuales desde su hogar, en los ciclos escolares semestrales 2020-A, y 2020-B (febrero a
junio, agosto a diciembre de 2020), en la Licenciatura de Diseño para la Comunicación Gráca del
Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño perteneciente a la Universidad de Guadalajara,
México. En lo particular se indagó:
• El acceso de los estudiantes a las tecnologías y plataformas requeridas para la modalidad
educativa virtual en su hogar.
• Las condiciones como se genera el aprendizaje.
• Las afectaciones en la salud mental.
• El interés por la modalidad presencial.
• El interés por la modalidad virtual.
190
cursos presenciales versus cursos virtuales en época de pandemia. Experiencia de aprendizaje para la educación superior.
Hilda Vidalia Gonzáles Sandoval
Alicia Almanzar Curiel
Luis Rogelio Valadez Gill
Francisco Alberto Monroy Luna
El diseño de la investigación se ajustó al
paradigma cuantitativo, desde la perspectiva
planteada por Auguste Comte (1798 – 1857)
y Emile Durkheim (1858 – 1917) (citados por
Vega-Malagón et al., 2014), quienes:
Proponían que el estudio sobre los
fenómenos sociales requería ser cientíco;
es decir, susceptible de ser adquirido a
través de la aplicación del método cientíco
y sostenían que todos los fenómenos podían
ser medidos; a esta corriente se le llamó
Positivismo, la piedra angular de la ciencia;
según el positivismo, es el dato (observable,
positivo). (p. 524)
En cuanto a la investigación educativa, se abordó
desde el comportamiento social “consistente
en realizar mediciones y predicciones exactas
del comportamiento regular de grupos
sociales, buscando los hechos o causas de los
fenómenos sociales con independencia de los
estados subjetivos de los individuos” (Taylor y
Bogdan, 1986, citados por Gutiérrez, 1996, p.
15).
Estos planteamientos posibilitan el análisis del
fenómeno educativo, ofreciendo datos de la
realidad educativa en el Centro Universitario de
Arte, Arquitectura y Diseño de la Universidad
de Guadalajara. En el caso que nos ocupa,
la investigación consideró las condiciones
como generan el aprendizaje los alumnos,
en un contexto educativo a distancia-virtual
improvisado y en connamiento, derivado de
la emergencia sanitaria COVID-19, motivo por
el que se adoptó la investigación descriptiva-
explorativa. La muestra fue por conveniencia,
por su costo reducido y su efectividad en grupos
pequeños; se circunscribió a estudiantes
que cursaron los ciclos escolares 2020A y
2020B (febrero a junio, agosto a diciembre
de 2020) en la Licenciatura en Diseño para la
Comunicación Gráca y vivieron la experiencia
de transitar del modelo educativo presencial
al modelo digital a partir del 17 de marzo de
2020, siendo las variables de estudio:
• Grupo de edad.
• Condiciones en el aprendizaje.
• Condiciones tecnológicas.
• Conectividad de internet.
• Interacción entre alumnos.
• Interacción con profesores.
• Interés por cursos en línea.
• Estado emocional en los alumnos.
Considerando lo denido por Hernández et
al., (2014), “el instrumento de medición es
aquel que registra datos observables que
representan verdaderamente los conceptos
o las variables que el investigador tiene en
mente” (p. 276). La recolección de datos fue
la encuesta semiestructurada, que consistió en
18 preguntas abiertas y cerradas, distribuida y
aplicada a través de la plataforma Classroom en
el apartado ‘Trabajo de Clase’, tarea ‘Evaluación
del aprendizaje en casa’, en los cursos de
Fotografía en Color y, Proyectos Fotográcos.
La encuesta fue difundida a estudiantes de
los semestres segundo, sexto y séptimo que
aceptaron participar, quienes incorporaron la
respuesta en la mencionada tarea, al garantizar
su anonimato. La encuesta estuvo disponible
en un periodo de dos semanas, del 9 al 20 de
noviembre del año 2020.
En la recogida de la muestra se utilizó la técnica
estadística descriptiva, para lo cual se diseñó
una matriz en hojas de Excel que permitió
organizar las respuestas del cuestionario,
categorizándolos por anidad, para su análisis
comparativo, interpretación, descripción y
representación en cuadros comparativos.
3. Resultados
Los resultados evidencian el contexto formativo
en connamiento de los estudiantes desde el
aporte dado en 18 preguntas semiestructuradas.
En cuanto a la edad promedio, la distribución
por rangos de edad (Tabla 1) muestra el grupo
de mayor concentración con edad de 21 años
de edad (50 %) y dos grupos minoritarios con
edad de 20 años (33,33 %) y 19 años de edad
(11,66 %).
cursos presenciales versus cursos virtuales en época de pandemia. Experiencia de aprendizaje para la educación superior.
191
Hilda Vidalia Gonzáles Sandoval
Alicia Almanzar Curiel
Luis Rogelio Valadez Gill
Francisco Alberto Monroy Luna
Tabla 1
Distribución de alumnos por grupo de edad
Rango de edad No. %
21 años de edad 18 50
20 años de edad 12 33,33
19 años de edad 6 16,66
Respecto a la pregunta: ¿Cuentas con internet en tu casa?, la distribución de las respuestas en la
Tabla 2 muestra las desigualdades en la modalidad educativa virtual; tres cuartas partes de los
alumnos cuentan con servicio de internet, siendo el resto de ellos, quienes tienen problemas en
cursar su profesión de manera virtual, ante la carencia de servicio de internet, solventando esta
deciencia con teléfonos celulares.
Tabla 2
Servicio de Internet
No. %
Cuentan con servicio de internet en casa 28 77,77
No cuentan con servicio de internet en casa 6 16,66
No cuentan con internet en la localidad donde habitan 2 5,55
Los alumnos informan tomar sus clases en el teléfono celular
En cuanto a las preguntas: ¿En dónde tomas las clases virtuales?, ¿Cuentas con privacidad?,
¿Cuáles son las interrupciones más frecuentes durante tus clases?, se observa la carencia de
espacios destinados a su formación (Tabla 3); la mayoría de los alumnos carece de privacidad
al compartir sus habitaciones y las áreas comunes con su familia (sala, comedor, cocina, área
de trabajo), con las consecuentes interrupciones en sus horas/clase (Tabla 4). Cabe destacar
que, es una minoría la que recibe su clase en su recámara o en un estudio, sin compartir con
otros el área física; son jóvenes con posibilidad económica familiar para contratar un servicio de
internet de capacidad amplia y contar con habitaciones privadas en sus viviendas. Las tablas 3 y 4
ejemplican la distribución por áreas físicas, porcentajes de privacidad y de interrupci